image decorativa

¿Cuales son los tipos de hipoteca?

Hipoteca de tipo fijo

Una hipoteca fija es la que tiene el mismo tipo de interés durante el tiempo que dura  el préstamo hipotecario. Esto significa que el cliente pagará siempre la misma cuota mes a mes  al no estar sujeta a la variación de un índice de referencia como lo es el euríbor.  Como la cuota es la misma, puedes estar tranquilo y planificar mejor. Pagas menos  del total del préstamo porque los plazos de amortización son más reducidos que el de las hipotecas a tipo variable.

Tipo de interés y cuota siempre es igual durante todo el tiempo que dure el préstamo.

 

Hipoteca tipo variable

En este tipo de hipoteca las cuotas cambian durante todo el  préstamo en las fechas de revisión anuales.. El tipo de interes cambia con el tiempo en función del tipo de referencia, generalmente el Euribor. El tipo de interés que se aplica a las hipotecas variables está compuesto por un tipo de interés constante al que se le suma el índice de referencia (euríbor). El cliente se compromete a asumir el pago de los intereses según el valor del índice de referencia en cada momento más el tipo de interés constante. La cuota es más baja especialmente al inicio. y las comisiones suelen ser menores. El plazo de devolución  puede llegar hasta los 40 años, mayor a los de la hipoteca tipo fijo, pero la deuda puede ser mayor, . En esta hipoteca hay incertidumbre, ya que no es seguro la cuota que vas pagar en los plazos estipulados..

 El tipo de interés y cuota son variables con revisiones anuales, existe incertidumbre en cuanto pagarás en la siguiente cuota.

Hipoteca tipo mixta

En este tipo de hipoteca las cuota es una mezcla entre el tipo fijo y variable. Su aplicación consiste en tener en un plazo determinando el tipo fijo, y pasado este periodo de tiempo el siguiente periodo restante del plazo total de la hipoteca se aplicará un tipo de interés variable, en función del índice de referencia acordado (generalmente el euríbor).

El tipo inicial puede tener una duración  máxima de 20 años, aunque lo frecuente sea de 5, 10 o 15 años. 

 

La principal ventaja de esta modalidad hipotecaria es que permite al cliente blindar el tipo de interés de su hipoteca durante bastantes años

Subrogación hipotecaria

Es una modificación que se hace sobre algunos de los puntos de una hipoteca porque queremos llevar a otra entidad  en la que nos cobran menos intereses o nos dan la posibilidad de pagara en un periodo más corto. Estos pueden ser de subrogación de la persona que debe el dinero o del acreedor. Entre las mejoras que se pueden obtener con una subrogación hipotecaria está una disminución del tipo de interés, cambiar el tipo de hipoteca (de variable a tipo fijo o viceversa) o cambios en las cláusulas y vinculaciones con la entidad.

La principal ventaja de esta modalidad hipotecaria es que permite al cliente blindar el tipo de interés de su hipoteca durante bastantes años

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button Ir arriba